¿Después de la antropología de los ochenta, qué?

Me quedé pensando en la pregunta que uno de ustedes hizo a partir de la lectura de Ortner: ¿después de la antropología de los años ochenta, qué? Creo que hay que tomar en cuenta que el método de exposición de Ortner (Ortner, Sherry. La teoría antropológica desde los años sesenta. Cuadernos de Antropología, Ediciones de la Universidad de Guadalajara, 1993) es didáctico, sirve para el objetivo preciso que trazó para su texto, que es ubicar tendencias de pensamiento antropológico más o menos recientes. Así que quizá la pregunta no sea la correcta y, desde luego, la respuesta mucho menos (después de la antropología de los ochenta… vino la de los noventa). Me parece, más bien, que la pregunta debe ir en el sentido de los problemas que enfrenta la disciplina, no de la sucesión de corrientes, ideas o propuestas ubicadas por décadas. Y los problemas se acumulan: el papel del poder, de la agencia, y de la cultura en un mundo intensamente interconectado y en crisis ecológica. De hecho, por eso se han generado relecturas críticas de autores clásicos (de Marx y Gramsci pasando por Durkheim y Weber, hasta Foucault y Bourdieu, y también por Geertz) para discutir el peso de la historia, de la hegemonía y de la capacidad de acción de los agentes en términos –o no- de sus propios proyectos culturales.
Saludos

Jorge Uzeta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre la relación entre cultura, sociedad y poder

Sobre lo local-translocal y lo contemporáneo-transgeneracional