¿Explicar, interpetar, entender?

Uno de los debates interesantes en las ciencias sociales ha sido el de las posibilidades de conocimiento de lo propiamente social, humano o cultural. Por un lado, están las perspectivas que proclaman una capacidad amplia de conocer el fenómeno particularmente humano, a veces incluso aplicando las mismas estrategias metodológicas que se aplican en ciencias de lo natural. La estadística, la descripción, la elaboración de hipótesis, la formulación de correlaciones causales entre dos o más factores y el establecimiento de relaciones de determinación jerarquizadas muestran esta aspiración particular por el desarrollo de un conocimiento de lo social más o menos confiable, tanto como el que se genera al respecto de la naturaleza. En cambio hay otros autores que establecen como principio la imposibilidad humana de la comprensión total del fenómeno humano, en todas sus dimensiones y sentidos, en especial si se piensa a esta condición humana definida como una dimensión simbólica, de sentidos, o una trama de significados.
En este camino, lo que queda es la aproximación al fenómeno propiamente subjetivo e intersubjetivo del sentido y su comunicación que imita ese mismo proceso: la interpetación. Así que a diferencia de la perspectiva que habla de no tomar en cuenta de manera central las ideas que los humanos tienen de su propia sociabilidad sino ir más allá de estas ideas inmediatas, y que es necesario incluso romper con ellas para plantear problemas y objetos de investigación (en la tradición de Durkheim, pero también de muchos otros a decir de Bourdieu, Passeron y Chamboredon), la perspectiva interpretativa y ciertos enfoques culturales consideran que son justamente esos sentidos y esas ideas las que son el fenómeno humano específico y, al mismo tiempo, el medio para entenderlo, interpretarlo. Tenemos así una ciencia que aboga por la ruptura epistemológica y otra que desarrolla la investiagción como prolongación del mundo significativo de lo humano. Para unos el objeto de investigación son relaciones, y en especial cierto tio de relaciones que constituyen a las personas, sujetos o actores; para los otros lo que se estudia son sujetos hablantes, significantes y productores de sentidos, incluso en el momento en que actuan (es decir, convirtiendo la realidad en texto, que entonces puede ser leído). ¿En que sentido este debate contribuye a la formulación de tu propio entendimiento de lo que es la ciencia social y la manera en que produce conocimiento? (JL Escalona)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre la relación entre cultura, sociedad y poder

Sobre lo local-translocal y lo contemporáneo-transgeneracional